Catorce ideas para reiniciar tu productividad (II)

Cuando dispones de un equipo reducido necesitas gente que haga cosas, no que las delegue. Nadie está por encima del trabajo

Jason Fried

La semana pasada os contaba que había estado leyendo “Reinicia” (Rework, en inglés) el libro de los chicos de 37signals compañía de, entre otros productos, Basecamp el software en la nube para gestionar proyectos colaborativos.

En esa entrada (si no la leíste, puedes hacerlo ahora haciendo clic aquí) enumeraba siete ideas importantes. Vamos hoy con otras siete, que lo son tanto o más.

Ambas entradas son un extracto de ideas con las que yo me he quedado. En el libro hay muchas más y estoy seguro de que. si lo lees, no tendrás ninguna dificultad en sacar otras catorce ideas diferentes relacionadas con la productividad personal y la mejora personal y profesional.

Vamos a ello:

8) “Contrata directivos de sí mismos. Estas son  personas  que se marcan sus propios objetivos y los llevan a cabo

En otras palabras, si tienes que trabajar con gente (y tendrás) trabaja con gente productiva o ¿acaso no es esa la definición de “personas  que se marcan sus propios objetivos y los llevan a cabo”?

Jason Fried y David Hansson abogan por ideas tan “raras” como: plantéate si lo mejor para tu empresa es crecer, no contrates a nadie sin haber probado a hacerlo tú mismo o rota a todos los trabajadores por los puestos de atención al cliente.

Si después de todo lo anterior tienes que contratar, contrata a gente autónoma, responsable de sí misma, capaz de aprender y que no te traiga problemas sino que los resuelva.

Ahora amplía el criterio a cualquier relación. La productividad personal sirve de poco si no hay una productividad interpersonal.

9) “Para poder conservar el ímpetu, mantén la costumbre de ir acumulando pequeñas victorias por el camino. Cuanto más tiempo necesites para lograr algo, menos probable será que lo consigas

La importancia de celebrar y de tener qué celebrar. Planifica estas celebraciones. ¿Cómo se hace? Planifica hitos y celebra su consecución.

No sólo es importante el tiempo de calidad para pensar sino que también lo es para celebrar.

10) “Escribir bien, con claridad, implica pensar con claridad. Los grandes escritores saben cómo comunicar, hacen las cosas comprensibles, son capaces de ponerse en el lugar de los demás

La comunicación al servicio de la productividad. La comunicación como eje vertebrador del pensamiento.

¿Alguien nos ha enseñado a escribir correos electrónicos? No, ¿verdad? Pues creo que ya va siendo hora. Es más, yo lo extendería al mero hecho de hablar, de comunicar un mensaje con propiedad, sea cual sea el canal.

Comunicar para convencer.

11) “Sobre los años de experiencia, hay una tendencia a sobrevalorar el tiempo que alguien ha pasado haciendo una determinada cosa cuando lo que realmente importa es si la hizo bien

Los chicos de 37 signals no sólo muestran resistencia y escepticismo al hecho de calentar silla para que nos vean los jefes. También lo hacen con los curriculums y, dentro de estos, con los años de experiencia como indicadores de la valía profesional.

Pero, ¿de qué sirven 20 años de experiencia si en realidad hemos estado repitiendo el mismo año 20 veces? Eso, si no llevamos repitiendo el mismo día (el día de la marmota) durante esos 20 años.

La productividad personal es lo único que te va a permitir avanzar hacia tus objetivos.

12) “Si ya has invertido demasiado tiempo en algo que no vale la pena, déjalo. Nunca podrás recuperar ese tiempo. La peor opción que tienes es seguir malgastándolo

Un consejo elemental que a mí me cuesta dios y ayuda aplicar en especial en lo que se refiere a los libros que leo. Y leo bastante, lo que me hace pensar que malgasto bastante tiempo por no aplicarlo.

Ahora bien, no te empecines en seguir con algo que no funciona sea esto un proyecto, una tarea o una relación.

Está en tu mano, como decía Terry Neil:

El cambio es una puerta que sólo puede abrirse desde dentro

13) “Utiliza el poder del no para aclarar tus prioridades

Algo fundamental y que te va a implicar superar ciertas limitaciones culturales y de carácter o personalidad. Pero créeme que se puede educar a los demás y también a decir “no” y que esto sea aceptado por los otros con naturalidad.

Decía Dov Frohmann que:

La mayoría de los líderes dedican mucho tiempo a pensar lo que van a hacer pero pasan relativamente poco tiempo pensando en lo que no van a hacer

Tres rápidos noes: no empieces el día sin una breve planificación, no interrumpas tus tareas clave del día bajo ningún concepto y no vayas a ninguna reunión en la que no seas imprescindible.

14) “Tienes que sentir que si un día dejaras lo que estás haciendo, la gente lo echaría en falta”

Dotar de sentido a lo que haces es la mejor manera de motivarte. Si lo que haces sirve a los demás para mejorar sus vidas, aunque sea un poquito, ese es el camino.

Aparte, si lo que tienes entre manos es un negocio y no piensas en los problemas que tu producto o servicio resuelve a tus clientes vas por mal camino o al menos por un camino que no durará mucho.

Da  sin esperar recibir. Si no lo estás haciendo ya, apresúrate a cambiar.

Como decía Eduardo Galeano:

“Somos lo que hacemos parta cambiar los que somos”

Y colorín, colorado, esta entrada se ha acabado.

Por cierto, podéis echar un vistazo al blog “Signal vs Noise” donde encontraréis artículos (en inglés, eso sí) cortitos pero muy interesantes de los autores de “Reinicia