Conocerse a uno mismo mediante el Eneagrama

El verdadero escéptico es el que explora lo que desconoce hasta que vive la experiencia por sí mismo

Borja Vilaseca

Lleva tiempo con curiosidad por saber qué es el Eneagrama. En muchos de los sitios donde se habla de PNL aparecía muchas veces esta palabra y tenía ganas de profundizar un poco en ella y saber de qué iba el tema. Mirando un poco por aquí y por allá, encontré la sugerencia de un libro: “Encantado de conocerme” de Borja Vilaseca que finalmente ha sido mi primera toma de contacto con el Eneagrama.

¿Qué es el Eneagrama?

Básicamente el Eneagrama es una herramienta para conocer el modelo mental (o dicho rápidamente, nuestra personalidad) bajo el que nos movemos. Así que puede ser una herramienta útil para trabajar la perspectiva en lo que a la productividad personal se refiere.

Eneagrama (literalmente, nueva líneas) describe nueve modelos mentales. Debemos pensar en que un modelo mental es el cristal a través del cual vemos el mundo, la lupa a través de la cual filtramos la realidad objetiva de forma completamente subjetiva.

Muchas de las críticas al Eneagrama vienen desde la acusación de que es algo pseudocientífico, incluso esotérico. Su gran impulsor fue el místico armenio George Ivanovich Gurdjieff, todo un personaje. Oscar Ichazo,  un chamán boliviano, fue quien continuó con el desarrollo del Eneagrama y, recientemente, el psiquiatra chileno Claudio Naranjo ha sido quien le ha dado mayor consistencia y seriedad a esta herramienta, dotándola de una reputación que desconozco por completo si se merece o no.

El Eneagrama, básicamente describe nueve modelos mentales, gráficamente representados en la figura que da nombre a la herramienta:

eneagrama

¿Para qué sirve el Eneagrama?

Sirve pues para reconocer el eneatipo o modelo mental que nos es más afín y aplicar las recomendaciones del mismo.

Desde sí mismo, el Eneagrama sirve como herramienta de tránsito entre el ego y la esencia. Reconozco que, así enunciado, es un tema que puede echar para atrás a más gente de la que puede a traer pero a mí, personalmente,  me resulta interesante todo esto. Para saber un poco más de todo este “rollo” echad un vistazo a mi artículo “Diez enseñanzas del guerrero pacífico”.

Yo me voy a quedar con que es útil para reflexionar sobre nosotros mismos y conocernos mejor.

Además, el libro “Encantado de conocerme” de Borja Vilaseca está escrito del tal manera que, aparte de conocer en qué consiste el Eneagrama, podemos trabajar con él simultáneamente.  Tras una primera parte introductoria bastante interesante, viene la descripción de cada eneatipo que deberemos leer y, tras finalizar con los nueve, determinar cuál es el nuestro.

Si alguno compra el libro y hace el ejercicio que os describo, le recomiendo contrastar el resultado del mismo con un test online. Por ejemplo, éste de Personarte.com (para profundizar, recomiendan hacer un taller de Enegrama con alguien experto que supervise los resultados, etc.).

En mi caso, los resultados han sido bastante y acertados y, si bien ya conocía algunas de las conclusiones porque intento trabajar con otras herramientas (por ejemplo, véase el artículo “¿Has probado a hacer un DAFO personal?), diré que en ambos ejercicios mi eneatipo preponderante ha sido el 1, el del reformador o perfeccionista, y  me han resultado de interés algunas de las “recomendaciones” del Eneagrama.

Veamos, a modo de ejemplo, como el propio Borja Vilaseca explica el eneatipo 1 en su canal de Youtube:

 

Algunos conceptos adicionales.

Sin profundizar demasiado quiero hacer mención de un par de conceptos más del Eneagrama. Aparte de conocer nuestro eneatipo, es importante saber los eneatipos en los que nos descentramos y centramos.

Simplificando, cuando las cosas están jodidas (mucho estrés y desequilibrio personal) tendemos a asumir las conductas egocéntricas de otro eneatipo. Esto es lo que se llama descentramiento o desintegración.

Por el contrario, para recuperar nuestro centro (alejarnos del ego y acercarnos a la esencia) existe un eneatipo cuyos comportamientos y actitudes esenciales nos van a ayudar. A esto se le llama centramiento o integración.

Por lo tanto, es importante no sólo conocer nuestro eneatipo sino también el eneatipo que nos centra y el eneatipo en el que nos descentramos.

Por último, está el tema de las alas. Una vez determinado nuestro eneatipo,  el Eneagrama dice que nuestra personalidad está influida por los tipos de personalidad situados a la izquierda y a la derecha, según el gráfico, de nuestro eneatipo. Estos eneatipos laterales son las alas, aunque podemos tener un ala, dos alas o ninguna. El libro no profundiza en exceso en ello.

 

Conclusión.

Es un tema, cuando menos, curioso. No tengo el conocimiento suficiente para saber si funciona o no, si tiene una base o no, o si merece la pena seguir profundizando en el mismo. Sólo puedo deciros que yo, de momento, no voy a seguir haciéndolo pero la experiencia de experimentar con él ha hecho que reflexione un poco sobre mí mismo y eso siempre es positivo.

El libro “Encantado de conocerme” de Borja Vilaseca es fácil de leer y lo considero útil como herramienta en sí mismo. Si alguno teneis más experiencia en Eneagrama que yo os agradecería  que os toméis la molestia de describirla en los comentarios de la entrada y así podemos todos aprovecharnos de la misma.

Al final, en la medida que tengamos claro quiénes somos, nuestras metas (que no olvidemos que son el motor de cualquier buen sistema de productividad personal)  serán más acordes con nuestra personalidad y por lo tanto funcionarán como impulsoras (y no como frenos) de nosotros mismos.

 

Imagen| Eneagrama

  • Alberto Barbero

    Hola, Ruben:
    Me llama mucho la atención el parecido entre este modelo y el de los roles de Belbin. Aquí son 9 modelos, en Belbin son 9 roles, y salvo uno o dos de ellos se corresponden bastante bien entre sí. La aplicación del modelo de Belbin tiene el foco en la eficacia de los equipos y es un modelo muy trabajado científicamente. Siendo esto así, quizás el eneagrama no sea solo un rollo esotérico…

    • Hola Alberto:
      Muchas gracias por comentar. Desconozco por completo el modelo de los roles de Belbin pero me das un motivo para echarle un vistazo y hacer que eso deje de ser así (mi desconocimiento).
      Muchísimas gracias por el aporte y por comentar.

    • Jordi

      Hola Alberto,
      ¿Dónde puedo encontrar esta relación directa entre el eneagrama y los roles de Belbin?.
      Muchas gracias

      • Alberto Barbero

        Hola, Jordi:

        Que yo sepa en ningún sitio salvo aquí. En http://belbin.es/ puedes encontrar las referencias-clave del modelo. Si lo miras con un poco de detenimiento podrás ver las mismas coincidencias que yo

        • Jordi

          Muchas gracias Alberto. Lo miro.
          Un saludo

  • José Luis Colilla

    Saludos de un 9 que desea la integración al 3, pero que en este momento se encuentra en proceso de descentramiento al 6 ¡vaya combo!
    Un abrazo

    • No sé por qué intuía que tú también ibas a conocer esto del Eneagrama jajaja.