Cuatro años dando la barrila

El pasado 10 de abril, se cumplieron cuatro años desde el inicio de este mi querido, y a veces odiado,  blog “Marca la diferencia”.

Cuatro años, se dice pronto, es un periodo suficiente como para afirmar que el blog se ha consolidado. Un pesimista diría que se ha estancado y no le faltaría parte de razón.

En cuanto a las cifras, en estos 4 años se han dejado caer más de 250.000 personas, con casi medio millón de páginas vistas. No está mal teniendo en cuenta el “gancho” limitado de los temas que trato y, sobre todo, la reducida frecuencia de publicación de una entrada a la semana.

Las cifras, aunque insignificantes para muchos otros blogueros, no dejan de sorprenderme.

GEN005 Analitycs

Por ejemplo, en Marzo 2015 han sido 16.254 usuarios los que han visitado el blog (viendo 26.521 páginas).

GEN005 Social MediaEn las redes sociales son 4.500 fieles los que me siguen hacia el precipicio productivo, siendo Twitter en la que más me muevo y Google+ en la que menos, siendo consciente de que no me muevo mucho en ninguna de ellas.

Posiblemente al blog le falte un poco de lo mismo que le falta a su autor últimamente: definir unos objetivos claros y planificar su consecución; en definitiva, un poco de productividad personal bloguera.

Y quizás también le falte un poco de marketing, de saber venderse,  pero es que, primero son los objetivos, y luego el marketing porque si no, me convertiría en eso que tanto odio: un vendehumos;  y de eso vamos sobrados en dospuntoscerolandia.

El blog también va necesitando un lavado de cara; cambiar el aspecto, un tanto desfasado, y dotarle de un poco más de coherencia en cuanto a los temas tratados y, como decía, perfilar mejor lo que ofrece a los que lo leéis. Pero reconozco que me da una pereza…

En el aspecto negativo, en este último año los proyectos colaborativos, por ejemplo el de escribir un libro a tres, han fracasado estrepitosamente. Una lástima porque era algo original; aunque siempre fui consciente de la dificultad del proyecto. Cada vez creo que sirvo menos para trabajar en equipo, porque hay veces que no me aguanto ni yo mismo.

Además, y esto ha sucedido en el último trimestre, el hecho de estar experimentando en mis propias carnes varios sistemas de productividad y herramientas ha colaborado a que, a fecha de hoy, varios de mis proyectos hayan “fracasado”; los que más me duelen: he vuelto a subir de peso y estoy fumando de nuevo. De acuerdo, ninguna de las dos cosas en la medida que lo hacía hace un año pero lo considero claramente un fracaso. Ahora sólo queda, levantarse, aprender del fracaso y volver “al tajo”.

Incluso proyectos más sencillos como una especialización en estrategia de contenidos que estoy haciendo online y en inglés con la Universidad de Northwestern me está costando dios y ayuda sacarlo adelante.

No sé, ando un poco falto de motivación sin que, a la vez, tenga un motivo concreto para ello.

Por lo demás, pocas novedades: sigo leyendo bastante (he recuperado el tiempo y gusto por la novela últimamente), sigo formándome en diferentes cosas y, para mi desgracia, sigo trabajando (¡lástima de Euromillón que no acaba de cuajar!).

Al contrario que otras veces, paso de prometer cosas que luego incumplo: que si estaría guay grabar un podcast, que sería fantástico hacer un webinar o algún video-curso, etc. Como bien sabéis (o deberíais), los proyectos, si se planifican, tienen pocas posibilidades de lograr los resultados deseados pero, si simplemente se enuncian y no se planifican, tienen cero posibilidades de llegar a buen puerto. No confundamos sueños o deseos con proyectos.

Por circunstancias, 2015-2016 va a ser un periodo importante en cuanto a definición de mi futuro personal y profesional y estoy en un impasse que me está matando porque no me permite definir objetivos a medio y largo plazo y me hace perder un poco la perspectiva de lo que hago. O quizás sea todo una excusa para procrastinar como un bellaco, no sé.

Sea como fuere, si el año que viene por estas fechas nos volvemos a encontrar celebrando el 5 cumpleaños del blog, creo que habrá que pensar en algo especial para ese momento. Un lustro blogueando es una cifra bastante importante, máxime teniendo en cuenta que la “vida virtual” se mide de manera diferente a la vida ordinaria.

Un abrazo a todos.

Imagen | 4º Aniversario

  • Muchas felicidades, Rubén! Pues sí, esto de bloguear tiene sus claroscuros pero al final compensa porque, si no, no lo haríamos. Personalmente espero felicitarte nuevamente el año que viene.
    Un abrazo!

    • Seguro que sí. Gracias por pasarte. A pesar de los claroscuros siempre hay luz al final del tunel, aunque a veces sea la del tren. Lo que crea un cierto estrés son las autoobligaciones pero, bueno, también hay que saber sobrellevarlas porque si de buenas a primeras eliminamos todo lo que nos molesta, acabaremos no haciendo nada.

  • Felicidades Rubén. Cuidar un blog durante cuatro años no es nada fácil. A por cuatro años más!

    • Como se nota que hablas desde la experiencia. Y encima me exiges de 4 en 4 años, jajaja! Un abrazo

  • Jordi Fortuny

    Felicidades y adelante! Qué sería de la vida sin sus turbulencias?! :-)

    • Pues si Jordi, si todo fuese tan facil, entre otras cosas, no sería necesaria la productividad personal ni quienes damos la chapa sobre el asunto.

  • José Luis Colilla

    Estimado Rubén

    En lo que a mí respecta, que las entradas sean espaciadas en el tiempo no es un problema sino todo lo contrario. Prefiero pocos contenidos pero de calidad (como es tu caso) a los metralleta corta-pega blogs que me aburren.

    Como le decía García Tola a Carmen Maura (esto denota lo viejuno que soy), “Nene tu vales mucho” asi que ¡pá lante!.

    Ahora el palo. Vale que escribas menos, vale que algún proyecto se frustre, vale coger algún kilito…¿pero lo del fumeque?

    Felicidades artista.

    • Estimado Jose Luis, de viejunos andaremos parejos. Le ruego que no meta las manos en mi heridas abiertas por el fumeque y cante los cinco lobitos porque duele jajaja. Por lo demás, se escribe cuando se puede, no pasa nada por fallar de vez en cuando. El tema es compartir cosas interesantes parta mi, esperando que también lo sean para algunos de vosotros. Un abrazo.

  • Yolanda Martín

    Muchísimas felicidades y enhorabuena por tu cumple-blog!!!!.
    Desde que te leo, una de las cosas que más me han impresionado de tí, es la cantidad de cosas que haces: que si cursos, que si inglés, que si…..Yo no creo que lo que llamas fracasos lo sean; has bajado la guardia y punto (otros tenemos la guardia viviendo en el garaje); por lo menos sabes que eres capaz de hacerlo.
    Yo espero leerte muchísimos años más.
    Un saludo.

    • ¡Gracias Yolanda! Lo cierto es que hago bastantes cosas aunque a veces tengo precisamente la sensación contraria. Normalmente suele ser alguien ajeno el que me dice ¡joder! ¡pero si no paras! quien me hace darme cuenta de que mi listón de exigencia es a veces el que me aprieta el cuello tanto que no me deja respirar. En cuanto a los fracasos, bueno, es una manera de hablar. y una dolorosa comprobación empírica de que el ser humano tropieza con la misma piedra tantas veces como pasa al lado de ella ;-)

  • Ivan Entusiasmado

    Enhorabuena. Llevar un blog es muy complicado aunque no lo parezca, y requiere mucho esfuerzo. El hecho de estar ahí tanto tiempo es un éxito, y cuando se hace aportando cosas como tú más aún. Ánimo y sigue con el buen trabajo.

    • Muchas gracias Iván. Las palabras de ánimo, como las tuyas, son el mejor regalo que me podéis hacer. Un abrazo fortísimo!

  • D.

    Felicidades Alzola!! Y gracias por compartir. Estancado o no, tus entradas son de las pocas que explícitamente busco en mi feedly.
    Ánimo y suerte.

    • Muchas gracias. A ver si la semana que viene ya tenéis nuevo material!!!

  • Omar Israel Carreño Robles

    Hola mi querido Rubén,

    Como te podrás dar cuenta han pasado casi quince días de tu cuarto aniversario y apenas me voy enterando, esto ocurre por mis nuevos intereses de la vida, ser padre me ha hecho enfocarme en lo que ahora es importante para mí, sin embargo los amigos verdaderos siempre son verdaderamente importantes para mí también y puedo considerarme uno de ellos.

    Quiero felicitarte, la verdad es que mantener un blog por tanto tiempo con tan buenos números no es nada fácil, lo sé por experiencia propia, sin embargo una realidad es que no me canso de leerte, tus artículos son muy ricos, y es bueno verte en esta faceta humana.

    No desistas de los cambios que has tratado de incorporar, creo que todos tenemos derecho a caernos, como dice Alfred (Batman) nos caemos para aprender a levantarnos.

    Eres un amigo muy especial, si lamento mucho no haber podido seguir el ritmo para publicar nuestro libro, pero no me pierdo en la indiferencia de algún día intentar algo nuevamente, eres un personaje del que se puede aprender mucho Patxi.

    Te mando un gran abrazo y deseo que sigas cosechando éxitos.

    Con cariño

    Omar Carreño

    • Mi estimado y entrañable Omar, te devuelvo el abrazo y el cariño que destilan tus palabras. Sin conocernos en persona hemos compartido muchas horas por webcam y cruzado y compartido muchas ideas y experiencias y eso sin duda une. Yo también te sigo con atención y aprendo de tu blog. Es un honor para mi compartir amistad contigo.
      Un abrazo y mis mejores deseos para ti y los tuyos.