El adiós de un maestro

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 6 LinkedIn 0 6 Flares ×

Los principios no cambian, la comprensión que tenemos de ellos si

Stephen R. Covey

La semana pasada (16 de Julio de 2012) falleció Stephen R. Covey uno de los autores más famosos y reconocidos del mundo en el terreno del management y desarrollo personal. A estas alturas no pretendo descubrir a Covey que tiene a sus espaldas más de 25 millones de libros vendidos pero si me gustaría unirme a un adiós sincero (o mejor, un hasta luego ya que su legado está ahí en las librerías, a disposición de cualquiera).

Lo cierto es que, personalmente, descubrí bastante tarde su maravilloso libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”. Hasta hace unos años me ocurría algo que sospecho que es bastante común en España: desconfiaba de este tipo de libros. Descubrí que a los americanos les encanta titular sus libros usando un estilo que aquí no cae demasiado bien. Gustan de títulos del tipo “Manual para el éxito”, “¡Triunfa!” y este tipo de cosas que creo que encajan más con el mundo anglosajón y que, a nosotros, nos provocan un cierto rechazo, un cierto tufillo a timo o vendehumos. El caso es que, si eres capaz de vencer tus reticencias y abrir la portada, puedes encontrar cosas muy interesantes.

Personalmente, éste fue el libro que hizo cambiar mi punto de vista. Recuerdo perfectamente que lo compré en una rebajas un día que iba a comer sólo en un restaurante y no tenía nada con que distraerme. Hacía muchos años que lo había visto en los estantes de la biblioteca de mi empresa pero jamás me había animado. Y el libro… ¡me cautivó!

Hay que poner al libro de Covey en el contexto correcto. El libro se publica en 1989 y resulta una ruptura total en el mundo de los negocios en cuanto a que venimos de un mundo de triunfadores de Wallstreet, cultura del pelotazo, yuppies y demás fauna que calzan zapatos de miles de dólares. En ese “habitat”, viene Covey y propone algo totalmente diferente: volver a la sencillez y a la humanidad. Empieza hablar de valores y principios, de escuchar a las personas, de la cuenta bancaria emocional, etc. Y su mensaje cala.

Aclarar que Covey no es un “charlatán, viene del mundo de la empresa (licenciado en Administración de empresas por la Universidad de Utah y máster por Harvard en la misma especialidad). Hoy, en 2012, quizás no se vea como algo tan novedoso pero lo cierto es que este señor contribuyó a impulsar la vuelta a unos valores casi olvidados y en buena medida puso la primera piedra (o una de las primeras) en el fenómeno que hoy conocemos como coaching.

Lo hizo activamente desde el Covey Leadership Center y viajó por el mundo entero divulgando su mensaje. También hay que decir que el señor Covey era un creyente confeso y orgulloso de serlo y su religiosidad impregna mucho de su pensamiento (como anécdota decir que tenía 9 hijos y ¡52 nietos!).

Enumeraré los famosos siete hábitos de Covey aunque cada uno de ellos, individualmente,  daría para más de una entrada:

1. Sea proactivo.
2. Empiece con un fin en mente.
3. Establezca primero lo primero.
4. Pensar en ganar/ganar.
5. Procure primero comprender, y después ser comprendido.
6. La sinergia.
7. Afile la sierra.

Los tres primeros hábitos componen lo que él denomina “la victoria privada” y es que Covey defiende, creo que acertadamente, que el desarrollo personal precede al desarrollo en las relaciones con los demás.

Los tres siguientes hábitos conforman “la victoria pública”. El mundo de las relaciones con los otros (laborales, afectivas, etc.).

El último hábito lleva la esencia de la mejora continua y es la piedra de afilar de los otros seis.

Desde mi punto de vista, Covey bebe de otras  fuentes espirituales (por ejemplo el zen) y las integra en su modo de ver el mundo sin que chirríe con su religiosidad. También es importante su aportación al mundo de la productividad. Eso sí, no esperéis un método completo al estilo David Allen aunque sí muchos e interesantes consejos. Sin ir más lejos, hacíamos mención de él en la entrada “La matriz de los valientes”.

En definitiva, una persona objetivamente importante (según la revista Time uno de los 25 americanos más influyentes y asesor de muchos personajes públicos y líderes mundiales) y, subjetivamente, alguien que me ha hecho un poquito mejor a través su obra.

Os dejo un par de videos sobre “El octavo hábito”, la continuación de su exitoso libro. En Youtube hay mucho material sobre Covey, incluido un largo video de más de 4 horas sobre “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”. Como éste era en español latino, he preferido compartir estos otros en los que podemos escuchar la voz auténtica del maestro (subtitulados. en español).

Allá donde estés amigo Covey te dejo mi reconocimiento.

 

6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 6 LinkedIn 0 6 Flares ×
6 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 6 LinkedIn 0 6 Flares ×