Las 50 nuevas reglas del trabajo

La pasada semana recibía en mi bandeja de entrada un email de Robin Sharma que me ha gustado bastante y me he tomado la molestia de traducir. La traducción es un tanto libre, espero haber acertado a conservar el espíritu del escrito original.

Dice así:

“Para todo aquel que piense como una víctima se avecinan tiempos revueltos: conflictos geopolíticos, economías apalancadas, cambio climático, volatilidad…

Aun así son tiempos de oportunidad para todo aquel que pienso como un líder, sim importar su título o autoridad. Oportunidades para innovar, para contribuir a sumar valor, para enriquecer a la comunidad, para inspirar a la gente de su equipo, para desatar su potencial, para hacer del mundo un sitio un poquito mejor.

Para servir de ayuda en ese crecimiento, te ofrezco humildemente las 50 nuevas reglas del trabajo con la esperanza de que consideres ponerlas en marcha o al menos discutirlas en tu próxima reunión de trabajo:

1- No se te paga para trabajar. Se te paga para que te sientas incómodo y consigas sacar adelante proyectos que te amedrentan.

2- Cuida de tus relaciones y el dinero cuidará de sí mismo.

3- Lidérate a ti mismo. No puedes ayudar a otros a conseguir sus más altos potenciales si tú estás en el proceso de conseguir los tuyos.

4- Para doblar tus ingresos, triplica tu aprendizaje.

5- Mientras que las víctimas condenan el cambio, los líderes crecen con el cambio.

6- Pequeñas mejoras diarias consiguen resultados impresionantes.

7- Rodéate de gente lo suficientemente valiente como para hablar sin tapujos sobre qué es lo mejor para tu organización y para los clientes a los que servís.

8- No te enamores de tus reseñas de prensa.

9- Cada momento enfrente de un cliente es un momento de verdad (en el que mostrar, o no, si vives de acuerdo a los valores que profesas).

10- Copiar a tus competidores solo te lleva a ser el segundo mejor.

11- Obsesiónate con la experiencia de usuario de tal manera  que cualquier intento de hacer negocios contigo deje a la gente sin palabras. Mejor, sin aliento.

12- Si estás en un negocio, estás en un espectáculo. Cada vez que vas a trabajar, subes al escenario. Regálanos la actuación de tu vida.

13- Sé un maestro de tu oficio. Practica, practica, practica.

14- Mantente en forma como Madona.

15- Lee revistas que normalmente no lees. Habla con gente a la que normalmente no te diriges. Vete a sitios que no visitas frecuentemente. Interrumpir tu flujo de pensamiento te hace estar fresco, hambriento y ser brillante.

16- Recuerda que lo que hace un negocio grande son  los detalles en apariencia insignificantes. Obsesiónate con ellos.

17- Suficientemente bueno simplemente no es suficientemente bueno.

18- Las cosas brillantes suceden cuando das ese paso extra por cada uno de tus clientes.

19- La adicción a la distracción es la muerte de la producción creativa. Basta de charla.

20- Si no estás fallando regularmente, seguro que no estás progresando demasiado.

21- Potencia a tus compañeros de equipo en lugar de machacarlos. Cualquiera puede ser crítico pero para lo que hay que tener pelotas es para ver lo mejor de cada uno.

22- Recuerda que un crítico es un soñador asustado.

23- El liderazgo ya no tiene que ver con la posición. Va de la pasión y de producir un impacto a través del genial trabajo que realizas.

24- Cuanto más grande el sueño, más importante el equipo.

25- Si no estás pensando por ti mismo, estás siguiendo, no liderando.

26- Trabaja duro pero construye una excepcional vida familiar ¿Para qué sirve llegar a la cima de la montaña si lo haces solo?

27- El trabajo del líder es desarrollar más líderes.

28- El antídoto contra un cambio profundo es el aprendizaje diario. Invertir en tu desarrollo personal y profesional es la inversión más inteligente que puedes hacer. Punto.

29- Sonríe. Marca la diferencia.

30- Di “Por favor” y “Gracias”. Marca la diferencia.

31- Pasa de hacer trabajo duro sin sentido a hacer trabajo que aporte valor.

32- Recuerda que un trabajo es sólo un trabajo si todo lo que tú ves es un trabajo.

33- No des lo mejor de ti mismo pensando en el aplauso sino en la satisfacción personal que te produce.

34- El único estándar que merece la pena alcanzar es MDM (el Mejor Del Mundo).

35- En el nuevo mundo de los negocios, todo el mundo trabaja en recursos humanos.

36- En el nuevo mundo de los negocios, todo el mundo es parte del equipo de liderazgo.

37- Las palabras pueden inspirar pero también pueden destruir. Elige las tuyas bien.

38- Te conviertes en tus excusas.

39- Tendrás las ideas que cambiarán las reglas del juego fuera de la oficina con más frecuencia que dentro de la misma. Busca tiempo para la soledad. La creatividad necesita espacio para hacer acto de presencia.

40- La gente que habla mal de otros cuando no están, es la gente que habla mal de ti cuando tú no estás.

41- Podría llevarte 30 años construir una reputación excepcional y 30 segundos perderla por una mala decisión.

42- El cliente siempre está observando.

43- El modo en que haces una cosa define el modo en que haces todas las cosas. Cada acto importa.

44- Ser radicalmente optimista no es fácil, es jodido. Lo fácil es estar todo el día refunfuñando.

45- La gente quiere estar inspirada persiguiendo una visión. Tu trabajo es proporcionársela.

46- Todos los visionarios fueron tildados de locos.

47- El propósito de trabajar es ayudar a la gente. Todo lo demás es producto de este enfoque.

48- Recuerda que las cosas que incluyes en tu agenda son las cosas que se hacen.

49- Cumple tus promesas y sé impecable cuando empeñes tu palabra.  La gente compra más que tus productos y servicios. Invierten en tu credibilidad.

50- Lidera sin cargo.”

Para los que no le conozcáis, os recomiendo empezar con su libro “El líder que no tenía cargo: Una fábula moderna sobre el liderazgo en la empresa y en la vida” ciertamente inspirador, fácil de leer y económico.

Hay mucho camino por recorrer, especialmente en las organizaciones, pero el viaje es muchas veces más atractivo que el propio destino, ¿verdad?

¡Animo!

  • Jose Antonio Garcia

    hola Ruben
    Mucha ironía y ya se sabe con las fiestas lo que pasa, resaca de fondo aunque solo hayas bebido té. Me recuerda el dicho español, un tonto sigue la linde…
    La palabra que normalmente se usa para el verbo liderar en aleman es führen, curiosamente para denotar al líder o jefe ahora tiene que usar "Leader", porque la acepción del verb citado ya no se "puede o debe usar.

    Este panegírico al trabajo y a la libertad que conlleva, cuando lo hacen los demás, si parece que sigue en boga y hasta pone cachondo a los prouctivity lovers

    Salud y Suerte
    José Antonio

    • Gracias por tu comentario, Jose Antonio.