Liderazgo

Liderazgo

El liderazgo tal y como lo interpretamos en marcaladiferencia.com tiene que ver con la  excelencia de tu trabajo y de tu comportamiento. Consideramos que no es algo que está únicamente al alcance de “los jefes” sino que es una opción personal que cualquiera puede elegir. Decía Jean Giraudox que “sólo los mediocres mueren siempre Leer más>>

Comunicación

Comunicación

La comunicación, aún siendo una herramienta que usamos a diario, no recibe la importancia que merece. Comunicamos continuamente, tanto en el entorno personal como el profesional y, continuamente, lo hacemos de una manera claramente mejorable. Comunicar no sólo es hablar. Como bien decía Alfonso X (al que por algo llamaban Leer más>>

Productividad personal

Productividad personal

El principal motivo de la necesidad de técnicas de productividad personal es el tratar de tener un control sobre las cosas y no llegar a que sean las cosas las que nos dominen a nosotros. Alguien que no aplica ninguna técnica de productividad vivirá inmerso con mayor frecuencia de lo que creemos Leer más>>

Get eveything done

Get Everything Done

There is no such thing as managing time, time just is. What we can learn to manage is how, when and where we direct our attention

Mark Forster

Mark Forster es un conocido coach, escritor y conferenciante sobre temas de productividad personal. Mark Forster es, de hecho y junto a David Allen, uno de los clásicos de la productividad. Si os interesa, podéis seguirle a través de su blog.

Hoy quería hablaros de su primer libro: “Get everything done and still have time to play” un título que es toda una declaración de principios. Se trata de un libro publicado en el año 2000 (Organízate con eficacia, es decir, GTD,  fue publicado por David Allen en 2001). El libro trata muchos de los temas sobre los que se asienta, en 2014, la productividad personal.

Eliminando un hábito negativo: fumar

DejarFumar1

Cuando este lunes 1 de diciembre de 2014 se publique esta  entrada, llevaré unas horas siendo un ex-fumador. Así, como suena, con dos cojones.

Durante este año 2014 he conseguido implementar varios hábitos: desde cambiar el modo de alimentarme (adelgazando 13 kg) a empezar a hacer ejercicio o escribir un diario. Sin embargo, el reto al que me enfrento ahora es radicalmente diferente. Se trata de eliminar un hábito negativo de mi vida.

Mientras que, en los ejemplos anteriores, o bien se trataba de hábitos nuevos (el diario) o de recuperar hábitos abandonados (el deporte) o de sustitución de los ya existentes (re-aprender a comer), ahora hablamos de suprimir un hábito de cuajo, de eliminarlo sin sustituto.

5 motivos por los que escribo un diario personal

diario2

El misterio final es uno mismo

Oscar Wilde

Me encuentro en una etapa en la que estoy tratando de adquirir algunos nuevos hábitos. Experimentando. Saliendo de mi zona de confort. Cosas sencillas, sin grandes alardes. Uno de ellos, importante, es el de escribir un diario personal.

¿Por qué quiero escribir un diario?

Bueno, es algo que ya he intentado en el pasado y que, hasta el momento, no he conseguido mantener.  Cuando viajo, algo de lo que disfruto bastante, sí que escribo diarios de viaje pero son algo más bien operativo, enumerando los sitios visitados, anécdotas y vivencias varias. En cierto modo, es algo similar a un álbum de fotos pero hecho de palabras.

Profundizando en Autofocus 4

AF42

En mi entrada-guía “Un método sencillo: Autofocus 4” trataba de explicar las bases del método de productividad de Mark Forster llamado Autofocus.

Hoy quiero profundizar en este método basándome en mi experiencia como usuario del mismo con el que llevo experimentando un par de meses.

En primer lugar, decir que Autofocus está bien porque en él puedes registrar cualquier cosa y es el propio funcionamiento del sistema el que se encarga de purgar elementos que no vas a atacar.

Un método sencillo: Autofocus 4

AF4


Autofocus
es un método de productividad (él los llama sistemas de gestión del tiempo) creado por el experto Mark Forster. Llevo un mes usándolo en el ámbito personal (en el profesional mantengo GTD) y lo cierto es que lo considero útil si no tienes demasiados contextos o el número de tareas que manejas no es demasiado (sobre las 30).

De todos modos, empecemos por el principio. Para implementar Autofocus 4, sólo necesitas un cuaderno y un bolígrafo. Si el cuaderno el rayado, mejor. Sobre el tamaño yo uso uno A5 (el de la foto), aunque eso lo dejo a tu elección. Adaptarlo a formato electrónico es una bobada, como veréis.