Archivos de la etiqueta: Coaching

Principios de la PNL (IV)

Hemos visto en entradas precedentes (ver Principios de la PNL (I), Principios de la PNL (II) y Principios de la PNL (III)) algunas de las que son las premisas básicas o los presupuestos de la PNL. Finalizamos la serie con otros tres de estos “conceptos” relacionados con la programación neurolingüística.

10) Cuerpo y mente no son como agua y aceite.

La PNL defiende una visión que ha sido contrastada por la medicina holística y cada vez más por numerosos estudios: la relación entre mente y cuerpo.

Principios de la PNL (III)

Hemos visto en entradas precedentes (ver Principios de la PNL (I) y Principios de la PNL (II)) algunas de las que son las premisas básicas o los presupuestos de la PNL. Continuamos la serie con otros tres de estos “conceptos” relacionados con la programación neurolingüística.

07) Elimina fracaso de tu vocabulario, por favor.

La PNL nos dice algo que cae por su propio peso: el fracaso no existe, sólo un resultado no esperado del que podemos aprender.

Principios de la PNL (II)

La semana pasada veíamos algunas de las que son las premisas básicas o los presupuestos de la PNL (ver Principios de la PNL (I)). Sigamos hoy con uno de los que, en mi opinión, es más difícil de entender y con el que estar de acuerdo.

04) La conducta de todo individuo conlleva una intención positiva.

Tela con esto. Cuando decimos “la conducta” es literalmente toda conducta, las buenas y las no tan buenas. Lo que ocurre es que una mala conducta nos impide ver la intención positiva que hay detrás.

Principios de la PNL (I)

Estaba leyendo material relativo a la  Programación Neuro Lingüística (PNL) y quería compartir algunas de las que son las premisas básicas, o los supuestos, en los que se basa buena parte de su enseñanza.

Revisándolos, podemos darnos cuenta de cómo estos supuestos, en muchos casos, se han extendido a otras disciplinas y forman un todo interrelacionado con temas como pueden ser el liderazgo, el tan en boga coaching o la misma productividad.

Nick Vujicic ¿Vas a acabar siendo fuerte?

Me gustaría compartir la historia de Nick Vujicic (Australia, 1982). Es una historia de superación y siempre la he relacionado con un proverbio persa que dice:

Lloraba  porque no tenía zapatos hasta que vi un hombre que no tenía pies

El proverbio podría referirse a lo mucho que nos quejamos y a lo poco conscientes que somos de lo que tenemos. El resultado es una perpetua insatisfacción, una perpetua infelicidad. En cierto modo, esta sociedad consumista es en lo que nos ha educado: somos en la medida que tenemos y, en consecuencia, cada vez queremos tener más y más.

No pretendo hacer apología del conformismo o del minimalismo,  simplemente quería compartir el ejemplo de alguien que nació literalmente sin pies…y ¡sin  brazos! Sufrió lo que en términos médicos se llama una agenesia, es decir, una anomalía en el crecimiento de órganos en la fase embrionaria.