Archivos de la etiqueta: GTD

Desafío vertical

El tiempo que una persona tiene algo en la cabeza y la cantidad de cosas que hace al respecto son  factores inversamente proporcionales”.

David Allen

Un concepto importante y frecuentemente malentendido de GTD es la importancia de gestionar no sólo en horizontal sino también en vertical nuestras cosas.

¿Qué significa gestionar en horizontal?

En palabras del propio Allen, “El control horizontal mantiene la coherencia en todas las actividades en las que usted participa”.

¿Es culpa mía o de mi GTD?

Un fracasado es un hombre que ha cometido un error y no es capaz de convertirlo en experiencia“.

Elbert Hubbard

 

Tres ideas clave sobre GTD (o cualquier sistema de productividad que uses):

1) GTD es un medio, no un fin.

Aprieta las tuercas a tus resultados

La mejor estructura no garantizará los resultados ni el rendimiento. Pero la estructura equivocada es una garantía de fracaso.

Peter Drucker

Ya hemos hablado varias veces de la importancia de pensar en resultados y de concretar tus metas. Si insisto en este tema es porque me parece lo más difícil de un sistema de productividad y, a la vez, lo más potente.

El otro día me comentaba un compañero que los Sistemas de Calidad en la empresa pueden verse de dos maneras: como una imposición o una carga adicional o como un camino para conseguir la misión de la empresa a través de la visión y los objetivos fijados por la propia organización. Sólo este segundo punto de vista conseguirá que no veamos la Calidad como una “coñazo” (con perdón) y sí como una ayuda o una herramienta facilitadora.

Listas de control: 6 ejemplos reales

Innovar es encontrar nuevos o mejorados usos a los recursos de que ya disponemos“.

Peter Drucker

Podemos encontrarlas bajo diferentes nombres: lista de control, checklist u hoja de verificación. David Allen las cita en su libro GTD pero no son algo exclusivo o inventado por él (como casi nada, por otra parte, como él mismo reconoce).

Una lista de control es simplemente una lista donde registramos acciones a llevar a cabo cuando queremos conseguir un propósito determinado.

Se suelen poner dos ejemplos arquetípicos: la lista que usan los pilotos para hacer que un avión despegue y las listas que se usan los hospitales en la preparación de quirófanos.

El inbox zero no es un fin pero puede ser un síntoma

Hace unos meses se desató un interesante debate en la blogosfera española entre algunas personalidades de la productividad “patria”. La discusión versaba sobre el “Inbox zero” o, lo que es lo mismo, el conseguir  tener nuestra bandeja de entrada de email limpia y reluciente.

El término “Inbox zero” fue creado por Merlin Mann al que podéis ver presentando el concepto aquí (en inglés). Son muchos los que han tratado de facilitar la consecución del inbox zero mediante tecnología. Por ejemplo, Google y su Gmail lo intentó mediante la implementación de una “priority box” que seleccionaba por nosotros de una manera “inteligente” los mensajes más urgentes.