Archivos de la etiqueta: Liderazgo

Estrategia vs táctica

Hace poco el amigo Jerónimo Sanchez “El gachupas” publicaba una excelente entrada en su página hablando a modo comparativo del alpinismo y la productividad (puedes leerla haciendo clic aquí).

Servidor siempre ha sido más sedentario. Durante quince años jugué al ajedrez a nivel competitivo y hoy quería hablaros de dos conceptos que aplican también en el ajedrez y la productividad: estrategia y táctica.

En el mundo del ajedrez la táctica se compone de “herramientas” como el jaque a la descubierta, la clavada, la doble amenaza o, si ampliamos un poco el abanico, las celadas en la fase de apertura o las combinaciones de ataque. Grandes campeones del mundo como Alexander Alekhine, Mijail Tahl o Robert “Bobby” Fisher son claros exponentes de un brillante juego táctico. Sus partidas más brillantes permanecerán en el recuerdo de los aficionados para siempre.

Principios de la PNL (II)

La semana pasada veíamos algunas de las que son las premisas básicas o los presupuestos de la PNL (ver Principios de la PNL (I)). Sigamos hoy con uno de los que, en mi opinión, es más difícil de entender y con el que estar de acuerdo.

04) La conducta de todo individuo conlleva una intención positiva.

Tela con esto. Cuando decimos “la conducta” es literalmente toda conducta, las buenas y las no tan buenas. Lo que ocurre es que una mala conducta nos impide ver la intención positiva que hay detrás.

Principios de la PNL (I)

Estaba leyendo material relativo a la  Programación Neuro Lingüística (PNL) y quería compartir algunas de las que son las premisas básicas, o los supuestos, en los que se basa buena parte de su enseñanza.

Revisándolos, podemos darnos cuenta de cómo estos supuestos, en muchos casos, se han extendido a otras disciplinas y forman un todo interrelacionado con temas como pueden ser el liderazgo, el tan en boga coaching o la misma productividad.

Validation

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar la frente, pero sólo quince para sonreír.
Swami Sivananda

Todos, hasta los más fuertes, necesitamos del cariño de los otros. Aprender a apreciar algo tan pequeño y fútil como una mirada o una sonrisa, se convierte hoy más que nunca en una necesidad imperante.

Si alguien aún no ha visto “Validation”, le recomiendo que invierta quince minutos de su vida.

Formando hábitos

Los hábitos, en buena medida, nos definen como personas ya que somos lo que hacemos. Un hábito es un patrón de conducta adquirido y habitualmente arraigado en nosotros desde muchos años atrás, muchos de ellos desde la infancia.

Hay quien defiende que un hábito no se puede eliminar. Sea como fuere, la buena noticia es que sí que se pueden sustituir por lo que, es posible dejar dormidos los malos hábitos y sustituirlos por otros nuevos que hemos decidido que mejorarán nuestra vida.

¿Cómo se forma un hábito?