Archivos de la etiqueta: Liderazgo

Validation

Son necesarios cuarenta músculos para arrugar la frente, pero sólo quince para sonreír.
Swami Sivananda

Todos, hasta los más fuertes, necesitamos del cariño de los otros. Aprender a apreciar algo tan pequeño y fútil como una mirada o una sonrisa, se convierte hoy más que nunca en una necesidad imperante.

Si alguien aún no ha visto “Validation”, le recomiendo que invierta quince minutos de su vida.

Formando hábitos

Los hábitos, en buena medida, nos definen como personas ya que somos lo que hacemos. Un hábito es un patrón de conducta adquirido y habitualmente arraigado en nosotros desde muchos años atrás, muchos de ellos desde la infancia.

Hay quien defiende que un hábito no se puede eliminar. Sea como fuere, la buena noticia es que sí que se pueden sustituir por lo que, es posible dejar dormidos los malos hábitos y sustituirlos por otros nuevos que hemos decidido que mejorarán nuestra vida.

¿Cómo se forma un hábito?

Piensa en resultados


La mente es su propio lugar, y en sí misma puede hacer un cielo de los infiernos o un infierno de los cielos

John Milton

Nuestra manera de pensar determina en buena medida nuestra conducta. Existe una relación directa entre pensamientos y acciones. Cuando las acciones se dan sin ningún pensamiento que las preceda es como si actuásemos sin ningún sentido corriendo en cualquier dirección cual pollo sin cabeza.

A veces en el mundo empresarial se habla de la gestión por objetivos. Son dos maneras de decir lo mismo ya que, en mi opinión, el objetivo siempre es el mismo: conseguir los resultados.

Siente de otra manera

Siente de otra manera
¿Te sientes realizado en tu vida personal y profesional? ¿Cuáles son tus valores y principios? ¿Te consideres coherente con tus creencias? ¿Crees que podrías cambiar y no sabes por dónde empezar?

El tercer nivel en MLD es el alma o cómo nos sentimos y, si nos ponemos un poco más filosóficos, “quiénes somos”.

La utilización del verbo “ser” debe ser prudente porque es un verbo con unas implicaciones demasiado profundas para los temas que pretendemos abordar en esta zona. Por eso he preferido trabajar sobre el sentimiento, el sentir entendido como la escala de principios y valores que nos rige y que debería estar coordinada con el cuerpo y la mente para sentirnos seres mínimamente completos.