Archivos de la etiqueta: Organizacional

Riega tu creatividad con tiempo

“El día es excesivamente largo para quien no lo sabe apreciar y emplear.”
Johann W. Goethe  (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán

 

El tiempo es una de los “recursos” más democráticos de los que disponemos ya que todo el mundo dispone de la misma cantidad. Ahora bien, aplicamos técnicas de productividad como GTD precisamente para no convertirnos en uno de esos tendenciosos que afirman “no tener tiempo para nada”.

A lo largo de diferentes entradas he defendido la importancia de hacernos un hueco en nuestro GTD para pensar. Ya sabéis, aspiramos a no ir a toda velocidad con el balón entre las piernas sin tiempo para levantar la cabeza y ver si hay alguien a quien centrar.

Acuerdos de nivel de servicio (ANS) o música sinfónica

No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él

[Earvin “Magic” Johnson]

La semana pasada escribí una entrada de opinión (ver “¿Tenemos terror a ser medidos?”) sobre si sería posible aplicar Acuerdos de Nivel de Servicio a la productividad personal.

Como la idea de estos acuerdos es un tanto discutible y casi siempre fuente de debate voy a repescar un artículo que escribí en su día sobre cómo se aplican o se deberían aplicar estos acuerdos en una empresa TI que es donde me ha tocado moverme.

¿Tenemos terror a ser medidos?

“Medirás a tu prójimo como a ti mismo”

 

Está muy bien esto de la productividad personal, el GTD y todos estos rollos. De verdad. Es un chollo. Mejoras, eres más efectivo, haces más cosas en el mismo tiempo…pero ¿y si alguien se propusiese medir nuestra productividad personal? ¿Y si ese alguien fuese tu jefe? La cosa se complicaría ¿no? ¿Tenemos terror a ser medidos?

En el entorno empresarial existe la Calidad. Me gusta imaginar la Calidad como “autoyuda para empresas” y es que, bien entendida, debería ser algo así. Sin embargo, lo más frecuente es ver a la Calidad (y sobre todo “a los de Calidad”, esos seres grises que nos aburren con indescifrables procedimientos que nadie entiende (ni ellos) y que periódicamente nos auditan sobre los mismo) como una carga.

¿Implica la productividad un camino en solitario?

Hoy toca darle un poco vueltas a la cabeza sobre una pregunta un tanto inquietante: ¿Implica la productividad un camino en solitario?

Lo cierto es que los “adalides” de la productividad son en su mayoría consultores que han optado por ese camino en solitario. Vale, se relacionan con mucha gente pero ellos a la hora de la verdad sus alubias se las gestionan por su cuenta.

Veamos, cuando uno comienza a interesarse por la productividad suele disfrutar de un cambio muy grande en sus resultados. Es como la fase de enamoramiento: sentimos eso que sólo se siente en ese preciso instante. Y de verdad que es bastante asequible alcanzar ese estadio, no hace falta ser ningún gurú.

Breve manual para organizar tus reuniones

“Hay personas que no saben perder su tiempo solas y se convierten en el flagelo de las personas que trabajan.”

[Jules Renard]

 

Vaya por delante que buena parte de mi jornada laboral consiste en asistir a reuniones y/o convocarlas y organizarlas y, quizás sea por eso, las odio especialmente o, maticemos, odio perder el tiempo en las mismas. Lamentablemente esto último es algo más frecuente de lo que se pueda uno imaginar.

Si queremos ser productivos hemos de guardar nuestra cartera de los ladrones de tiempo principales. En mi caso, mis ladrones de tiempo más comunes son: las reuniones, el teléfono, y las interrupciones imprevistas. El email es otra herramienta que muchos catalogarían como ladrón de tiempo pero, al menos en mi caso, no lo es ya que es la principal herramienta de trabajo y lo tengo “medianamente controlado”.