Archivos de la etiqueta: Organizacional

10 sencillas pautas que mejorarán tu organización (y a ti)

La mejora continua  no va sobre hacer las cosas bien – eso es trabajar. La mejora continua es eliminar las cosas que se interponen en el camino del trabajo.”

Bruce Hamilton

 Al margen de sistemas de productividad concretos, quiero compartir con vosotros un decálogo que creo que podría ayudar a mejorar el funcionamiento de cualquier organización o persona interesada en llevarlo a cabo. Son pequeños (o grandes) detalles que me han ido sucediendo o he ido observando allá donde me muevo y que, con muy poquito esfuerzo, podrían suponer un cambio que marque la diferencia.

¡Ahí van! 10 sencillas pautas que mejorarán tu organización :

1. Respeta al individuo por encima de todo. Las personas no son lo que hacen. Si tuvieras que hacerlo, critica su trabajo pero nunca a la persona.

Una pérdida a nivel emocional es infinitamente más difícil de recuperar que una desavenencia laboral.

Nociones de Time-boxing

Lo perfecto es enemigo de lo bueno

 

Time-boxing es una técnica de Gestión del Tiempo. Se usa también como complemento en la gestión de proyectos profesionales, sobre todo en el ámbito del desarrollo de aplicaciones informáticas.

El término inglés podría traducirse como “cajas de tiempo” o “encajar el tiempo” (no, no tiene nada que ver con el boxeo) y, muy resumidamente, propone la creación de espacios limitados de tiempo periódicos (diarios, semanales, etc.) mediante los que abordar tareas muy grandes.

Riega tu creatividad con tiempo

“El día es excesivamente largo para quien no lo sabe apreciar y emplear.”
Johann W. Goethe  (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán

 

El tiempo es una de los “recursos” más democráticos de los que disponemos ya que todo el mundo dispone de la misma cantidad. Ahora bien, aplicamos técnicas de productividad como GTD precisamente para no convertirnos en uno de esos tendenciosos que afirman “no tener tiempo para nada”.

A lo largo de diferentes entradas he defendido la importancia de hacernos un hueco en nuestro GTD para pensar. Ya sabéis, aspiramos a no ir a toda velocidad con el balón entre las piernas sin tiempo para levantar la cabeza y ver si hay alguien a quien centrar.

Acuerdos de nivel de servicio (ANS) o música sinfónica

No preguntes qué puede hacer por ti el equipo. Pregunta qué puedes hacer tú por él

[Earvin “Magic” Johnson]

La semana pasada escribí una entrada de opinión (ver “¿Tenemos terror a ser medidos?”) sobre si sería posible aplicar Acuerdos de Nivel de Servicio a la productividad personal.

Como la idea de estos acuerdos es un tanto discutible y casi siempre fuente de debate voy a repescar un artículo que escribí en su día sobre cómo se aplican o se deberían aplicar estos acuerdos en una empresa TI que es donde me ha tocado moverme.

¿Tenemos terror a ser medidos?

“Medirás a tu prójimo como a ti mismo”

 

Está muy bien esto de la productividad personal, el GTD y todos estos rollos. De verdad. Es un chollo. Mejoras, eres más efectivo, haces más cosas en el mismo tiempo…pero ¿y si alguien se propusiese medir nuestra productividad personal? ¿Y si ese alguien fuese tu jefe? La cosa se complicaría ¿no? ¿Tenemos terror a ser medidos?

En el entorno empresarial existe la Calidad. Me gusta imaginar la Calidad como “autoyuda para empresas” y es que, bien entendida, debería ser algo así. Sin embargo, lo más frecuente es ver a la Calidad (y sobre todo “a los de Calidad”, esos seres grises que nos aburren con indescifrables procedimientos que nadie entiende (ni ellos) y que periódicamente nos auditan sobre los mismo) como una carga.