Archivos de la etiqueta: Productividad

Y tú, ¿sufres de Diógenes organizativo?

El síndrome de Diógenes es un trastorno del comportamiento muy serio que normalmente afecta a personas de avanzada edad y uno de cuyos síntomas es la acumulación de “basura” sin sentido.

En el mundo de la productividad personal podemos encontrar personas que manifiestan este síntoma. Son personas que usualmente consideran que esto de la productividad no tiene ningún sentido y van a su rollo. Este abandono personal y “social” es otro síntoma compartido con los verdaderos enfermos de Diógenes.

GTD Fácil: Proyectos (II)

“El planificador con más experiencia del mundo es tu propio cerebro” [David Allen]

Tras haber introducido el tema de los proyectos en GTD (ver la entrada “GTD Fácil: Proyectos (I)”), vamos a acercarnos esta semana a lo que David Allen llama proyectos, es decir, resultados que requieren de más de una acción para ser obtenidos. En su primer libro Getting Things Done, el amigo David habla de “El modelo de planificación natural”. Según él, “cuando la gente planifica de una forma más natural e informal, libera una gran cantidad de estrés y obtiene mejores resultados”.

Esta planificación “garabateada en el reverso de un sobre” no siempre es posible ya que ciertos proyectos pueden exigir una metodología de gestión de proyectos. De esto último hablaremos en el último apartado dedicado a los proyectos.

GTD Fácil: Proyectos (I)

Hay que pensar en las grandes cosas mientras se hacen las pequeñas para que éstas vayan en la dirección correcta” [Alvin Toffler]

 

Los proyectos merecen un apartado propio en esta introducción a la teoría del GTD. Personalmente manejo dos tipos de proyectos:

1) Lo que David Allen llama proyectos, es decir, resultados que requieren de más de una acción para ser obtenidos. Siendo puristas del GTD, “organizar una reunión” es un proyecto ya que conlleva varias acciones: reservar la sala, convocar a los asistentes, preparar la documentación, etc.

GTD Fácil: 05 Hacer

Por fin llegamos a la madre del cordero: el momento de hacer algo. Puede parecer un tanto irónico pero se supone que de las cinco fases de GTD, cuatro se dedican a la organización y sólo la última habla de “hacer” (no olvidemos que hacer es el objetivo último de todo sistema de productividad y además hacerlo de la mejor manera posible).

Según lo visto hasta el momento se nos pueden presentar ante nosotros tres tipos de acciones o trabajos a realizar:

GTD Fácil: 04 Revisar

La revisión es quizás la fase más sencilla de GTD y a la vez la más difícil de llevar a cabo. Debe ser eso de que el sentido común es el menos común de los sentidos.

Revisar nuestras listas en un hábito y una herramienta a la vez y hemos de dedicar el tiempo justo a analizar nuestro sistema GTD. La medida está en sentirnos cómodos con lo que estamos haciendo o lo que es lo mismo: confiar en nuestro sistema.

¿Qué es lo que necesitamos revisar?