Archivos de la etiqueta: Productividad

GTD Fácil: 03 Organizar

Las personas que peor utilizan su tiempo son las primeras en quejarse de su escasez

(Jean de La Bruyére)

 

La fase de Organizar es un fase que, en mi caso, realizo en buena medida a la par que proceso (ver GTD Fácil: 02 Procesar). Se trata básicamente de dejar las acciones que hemos procesado en el sitio adecuado.

Es una fase un tanto rara ya que los “sitios adecuados” los vas creando cuando empiezas con GTD pero una vez que has consolidado tu sistema dejas de crear esos sitios y te limitas a dejar las acciones derivadas de la fase procesar en los “sitios adecuados” (que ya son finitos y dejan de crecer).

GTD Fácil: 02 Procesar

La fase de “Procesar” es el corazón estratégico del sistema GTD y conlleva la que, en mi opinión, es la pregunta clave de todo el sistema:

¿Cuál es la acción a realizar?

 

Transformar las cosas que tenemos en la bandeja de entrada (ver GTD fácil: 01 Recopilar) en acciones es la verdadera clave que nos permitirá avanzar hacia el “Hacer” que no debemos olvidar que es lo que verdaderamente perseguimos con las técnicas de productividad.

Mediante la fase de procesado llevamos a cabo el vaciado de la bandeja de entrada que, si hemos hecho los deberes, será única y estará repleta de cosas a evaluar.

Experimenta con los mapas mentales

Los mapas mentales son un “invento” de Tony Buzan un psicólogo inglés que los popularizó allá por los 70 con un programa en la BBC y varios libros (libros que sigue escribiendo hasta el día de hoy).

Según el propio Buzan llego a descubrirlos cuando fue consciente de que los métodos tradicionales de estudio no le daban los rendimientos esperados. Medidas tan simples como subrayar los libros de texto le hicieron darse cuenta de que el impacto visual del subrayado contribuía a una mejor retención de los conceptos.

GTD fácil: 01 Recopilar

La primera fase de GTD es la de recopilar. Vale pero…¿qué recopilamos? David Allen dice que recopilamos “cualquier cosa personal o profesional, grande o pequeña, urgente o de menor importancia, que creamos que debería ser diferente a como es y que sintamos la obligación interna de cambiar”.

Mi recomendación es abordar la adopción de GTD poco a poco, en concreto área a área de nuestra vida. Así que te propongo que delimites qué es lo que quieres abordar: tu vida personal o tu vida profesional o partes delimitadas de éstas. Antes de empezar a dedicar muchísimo tiempo a algo nos gustaría comprobar que ese algo funciona ¿no? Lo contrario no sería demasiado productivo.

Formando hábitos

Los hábitos, en buena medida, nos definen como personas ya que somos lo que hacemos. Un hábito es un patrón de conducta adquirido y habitualmente arraigado en nosotros desde muchos años atrás, muchos de ellos desde la infancia.

Hay quien defiende que un hábito no se puede eliminar. Sea como fuere, la buena noticia es que sí que se pueden sustituir por lo que, es posible dejar dormidos los malos hábitos y sustituirlos por otros nuevos que hemos decidido que mejorarán nuestra vida.

¿Cómo se forma un hábito?